Modositas

Agosto suena a vacaciones. De mil maneras: las hay en el campo y las hay en la playa. Es común evocar el entorno marítimo cada vez que hablamos de tiempo de verano. Y en cuanto nos ponemos a planificar nuestro tiempo en la costa no sólo pensamos en protectores solares. También pensamos en maletas llenas de trajes de baño para disfrutar de la arena, del barco o de lo que tercie.

Si lo nuestro es la playa, aquí va alguna recomendación para nuestro momento salado.

Este año echaremos mano de la camisa blanca, de manga remangada al codo como prenda estrella para bajar a la playa. Y bajo ella, un traje de baño entero: un bañador. Nuestros complejillos están de enhorabuena porque no hace falta ir enseñando más de lo que nos apetece. El bañador es tendencia. Los tenemos en corte halter, palabra de honor, de tirantes, con la espalda descubierta, cruzados, lisos, estampados... mil opciones. Acompañamos el conjunto de un cesto de rafia con aire retro y nos protegemos del sol con una gorra de algodón o con una pamela de paja. Sin olvidarnos de las gafas de sol y de las alpargatas planas de esparto que además de ser un calzado natural y muy cómodo, lo tenemos disponible en montones de colores. Como para cambiar cada día.

Y así a dejar que las horas pasen lentamente, mientras disfrutamos de los mejores momentos de la playa. Como los baños a última hora.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: sé crítica. Si vas a tomar el sol en la terraza de tu casa no pasa nada, puedes hacer lo que te dé la gana. Pero si vas a un sitio público, el decoro manda. Seamos realistas: no todos los cuerpos pueden entrar en un minibikinitanga. Y el "a mí no me importa que me miren" no vale. No es cuestión de ser o no gente sin complejos (que eso me parece muy bien, hay que quererse mucho), es cuestión de mesura. ¿O irías desnuda por la calle? Pues la playa es como la calle: pública.
Los triquinis se resisten a irse, a mí personalmente no me gustan. Si te decides por uno, sólo son aptos para chicas delgadas o con siluetas esbeltas bien dibujadas. En contra de lo que se piensa, no esconden nada. Es más, lo evidencian todo.
Una buena depilación es recomendable para la playa. Más que nada porque te sentirás más cómoda.
Arreglarse los pies es elemental. Con la arena, los pies sufren y necesitan muchos más cuidados. Aplícate una hidratante cada día y hazte de manera regular la pedicura, aunque sea casera.
Cuando te compres el traje de baño, busca el que se adapte a ti, que no tengas que adaptarte luego tú a él. Es decir, si no te gusta que te deje marcas en el escote, busca un bandeau. Más que nada para que luego no tengas que hacer extrañas ecuaciones para que no se te queden las marcas.

Lo encontrarás en: la camisa es de Oysho. El traje de baño de la derecha, de Andrés Sardá.

Comentarios

  1. Como siempre me encantan tus recomendaciones o sugerencias. Estoy de acuerdo contigo en lo de la mesura. Pero yo de momento me resisto al traje de baño. Voy a la playa con biquini, el resto del equipo tal y como lo has descrito. Sigue así preciosa.
    Besos desde Estella.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me encantan tus post, pero hoy me has dado un subidón tremendo!!! Parece que este año he acertado con mi look playero!
    Muxus dsd Bilbao

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las camisas para la playa piscina :) y tienes razón MUERTE AL TRIQUINI jaja

    ResponderEliminar
  4. Qué buena idea lo de la camisa. La semana que viene vuelvo por fin a España (y al mar!), y ya sé qué meter en la maleta para bajar a darme un chapuzón.
    A los "no se te ocurra" añado: ojo con maquillajes, tacones y joyas varias, que aquí se ven auténticas barbaridades. Y siempre, siempre, siempre, abundante protección solar.

    ResponderEliminar
  5. tú me conoces. sabes que carnes no tengo muchas.. pues no te puedes imaginar lo del triquini!!!! era monísimo pero.. híper delgadas (rozando la enfermedad) o top models porque sino creo que lo del triquini es complicadísimo que quede medianamente bien

    y.. me has descrito!!!!!! jajaja.. no me veas con el rollo de las tiras del bikini para no tener marca y aún así a tu boda fui con marca (a qué no se notaba mucho??;)

    besos

    ResponderEliminar
  6. Muy buenos consejos,pero yo me resisto a ir a la playa en manga larga aunque sea remangada. Será porque en el norte el verano es cortito y hay que aprovechar a lucir los vestiditos o bien short y camisetitas de tirantes.

    ResponderEliminar
  7. ufff, en la isla es imposible ir a la playa en mangas de camisa, TE ACHICHARRAS viva, llegas a la hamaca deshidratada cual doble de Camacho, imposible. El año pasado descubrí las camisetas de viscosa y no hay quien me saque de allí.

    Y el tema bañador... si muy bonito, pero lo veo algo incomodo y caluroso, mejor lo dejo para hacerme unos largos en la piscina

    saludos isleños ;)

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado tu post de los zapatos jazz! Hasta lo he guardado jaja, Ahora sólo me queda encontrar ''el par'' perfecto :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Lo de las marcas del bikini es tremendo... yo hasta que me he hecho adicta a los bandeau, me las veía y me las deseaba para no dejarme marcas, pero tb para que mis encantos, en una de eass maniobras no vieran la luz...
    Por ahora, y mientras el cuerpo aguante, bikini, dentro de unos años, bañador, claro. Lo del trikini es de desprendimiento de retina, como diría la gran Divina.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  10. Ese look que propones me encanta, es mi favorito para la playuqui. Sobre todo este año que he madurado (por fín) y me he pasado al bañador y al bikini liso y negro.

    Estoy de sorteo de aniversario en mi blog, anímate y participa!

    ResponderEliminar
  11. Yo estoy rellenita, y me pongo bikini, y no por ello me veo mal, me veo mejor que con el bañador. Y en la playa, como en la vida, cada uno es libre de hacer lo que quiera.

    Modelos son 4, mujeres reales, muchas más, y que dictes "mesura" a las que no estamos delgadas o hiperdelgadas, me parece mal, por no decir otra cosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo: me molesta tener que dar explicaciones sólo porque lo que está escrito no ha sido leído bien y encima tengo que escuchar acusaciones que pienso no me merezco. En ningún caso recomiendo mesura a ninguna mujer en concreto. Al contrario, se la recomiendo a todas. Creo que la mesura no es tener más o menos, sino saber cuánto enseñar.
    Creo que en este caso merezco disculpas ya que NUNCA en ninguna de mis entradas he discriminado a nadie por su peso o su silueta. Me limito a, desde mi humilde conocimiento, aconsejar lo que considero apropiado. Siempre desde la libertad de cada uno y sin obligar a nadie.

    ResponderEliminar
  13. Coco,
    He leído muy bien tu entrada, y en tu comentario, reafirmas una vez más el término "mesura" ¿para todas?

    Yo no pido tus disculpas ni explicaciones, pero al tener un blog, público, en el que tú muestras tus opiniones y consejos, sabes que habrá opiniones dispares a la tuya. Y por supuesto, no voy a pedir disculpas por mi opinión, que es tan respetable como la tuya, aunque no te guste.

    Así es la vida... Tú opinas, todos opinamos, y creo que no te he faltado el respeto de ninguna forma.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares