viernes, 30 de octubre de 2009

¿Cómo me lo pongo?: Soldaditos de plomo

Entre tanta estantería llena de tacones imposibles, encontrar de repente una pieza que permita el descanso de nuestros maltratados pies, ya de por sí se agradece. Pero si además esta pieza es estupendamente bella, diferente y con tantas posibilidades, aún mejor. Como las botas de aire militar que ha encontrado Anabel.

Estas botas, en color claro, suponen para ella un problema principalmente a la hora de combinarlas con medias. El truco están en que las medias (siempre tupidas o de algodón) sean un punto más oscuras que las botas o que directamente contrasten. Por ejemplo, el color marrón es una buena opción. También los grises o los verdes. Sin embargo, vamos a evitar los negros que son demasiado radicales para ellas.

En cuanto a modos de llevarlas:
  • La menos arriesgada: con vaqueros. Un pitillo, un jersey de rayas horizontales o uno deshilachado, y un trench. Un bolso hobo y un gran foulard al cuello. Si me atrevo, el punto lo pondrá el borsalino de cuadros.
  • La andrógina: con boyfriend jeans o con shorts vaqueros, las botas sin abrochar y ligeramente bajadas para que queden como falsos botines. Camisa de cuadros o camiseta blanca de aire Abanderado y chaqueta de corte militar. Por cierto, ¿habéis visto las maravillas de La Condesa?
  • La señorita: con un vestido de seda en color piedra, o de estampado liberty y abrigo de solapa estrecha, recto. Media tupida y las botas también sin abrochar y en modo falso botín.
Para lucir como es debido este tipo de bota es fundamental osadía y actitud. Básicamente para que tengan el protagonismo que efectivamente tienen que tener.

No se te ocurra: con medias de cristal. Aunque sean de color. Lo ideal es llevarlas con la pierna desnuda, y si no es posible, pues con media tupida.
Con media de rejilla... ya ni te cuento el horror en mi ser.
Con leggings... no es un maridaje muy idílico, la verdad.
Tampoco con medias de encaje. Sólo si eres una lolita gótica japonesa.
Con una falda lápiz para ir al trabajo. En todo caso, si queremos experimentar, que la falda sea de cheviot + chaqueta de punto maxi.
Ceñirte a las normas. En realidad estas botas están para mezclar, para atreverse. Si ya tienes la clave, que es la seguridad, juega hasta llegar a combinarlas con un vestido de paillettes, por ejemplo.

Lo encontrarás en: las botas son de Zara. El conjunto de la derecha, de Comptoir des Cotonniers.

14 comentarios:

  1. No me quedarían nada bien!!! parecería que se las he robado a alguien! pero me encanta verselas a chicas que las llevan con short.

    ResponderEliminar
  2. me encantan, sencillamente, me encantan y quiero unas!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Gracias gracias, millones de gracias!!! me has dado muchisimas ideas, ahora lo veo más claro ¡¡un beso!!

    ResponderEliminar
  4. me gustan, pero no me quedan bien... además estoy en una época de mi vida que necesito elevar mi espíritu por medio de tacones...

    Besos, dama

    ResponderEliminar
  5. Es que a mi me recuerdan a mi etapa de estudiante, amos son unas Martens pero mas altas no? :S

    No se no lo acabo de ver.

    Besetes.

    ResponderEliminar
  6. Ummm... no van nada conmigo, ni con mi estilo, pero me gusta verlas en chicas hiper delgadas, con short, shortísimos, con el pelo muy largo ondulado, con aire de pijas bohemias, sabes cómo te digo??

    Mil besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. La opción señorita es nuestra favorita. A partir del martes, con la campaña de Sita murt en nuestro escaparate a precios muy tentadores será nuestro look estrella. Ya os contaremos qué tal. Gracias por los consejos, un besote!

    ResponderEliminar
  8. Las llevo puestas ahora mismo con unos vaqueros y me ENCANTAN! vamos estoy encantadisima con mi ultima adquisicion!!

    besitoooos

    ResponderEliminar
  9. a mi tb. me encantan, de hecho estoy tras unas pero no he encontrado, habrá que pasar por zara.

    ResponderEliminar
  10. me lo apunto todo, que a mí este estilo de botas me gustan mucho, y estas ideas son buenísimas todas (aunque el color no está en mi gama habitual)
    ¿y qué tal un poco desabrochadas, con leggings de algodón en gris claro y un vestidito malva/gris, por ejemplo?, o estoy desvariando??
    besos y gracias por compartir tus ideas!

    ResponderEliminar
  11. ...cuando en mi epoca ya se llevaban ...ya no me gustaban ...i creo que siguen sin gustarme...almenos como me quedan a mi ..que parezco un champiñon!!!
    eli

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo, yo las combino siempre con trench y jeans pitillo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Ayer mismo me las probe en la tienda y me encantaron pero... no tengo claro si cuento con la actitud suficiente para lucirlas y aunque la opcion del pitillo con trench me tienta, creo que esperare a las rebajas para darme el capricho!

    ResponderEliminar