miércoles, 2 de septiembre de 2009

¿Cómo me lo pongo?: Gladiator

Aquí estoy, comenzando ya con los deberes atrasados. Antes de que el verano dé sus últimos coletazos, responderé a una duda de Rosa con respecto a sus sandalias romanas, a media pierna, de las que quiere alguna opinión.

Este tipo de sandalias son bastante agradecidas con las piernas. No son nada exigentes y en general suelen favorecer. Eso sí, siempre y cuando sepamos cómo combinarlas. Lo más habitual es que funcionen con un mono corto, de tejido de algodón (y estampado vichy, por ejemplo), con una minifalda o un short. Sin embargo, hay más opciones:
  1. Con un vestido túnica de aire naïf. Para romper la pose de niña buena, lo radicalizamos con las sandalias. Si aporto un cesto de rafia y pañuelo en el cabello, mucho mejor.
  2. Con una bermuda vaquera, desteñida, y unas cuantas tallas por encima de la tuya. Si los bajos están deshilachados o remangados e incluso a alturas diferentes, mejor. Una camiseta y una blazier con la manga puesta al codo. Un look canallita de esos que tanto me gustan.
  3. Con una camisa vaquera XXL. Aprovechando ya lo que le queda de vida por el fin de la temporada estival, coge la de tu chico (si éste es grande, claro) y llévala como vestido. Puedes ceñirla a la cintura con un pañuelo, si te gusta más. O simplemente llevarla con un cardigan también oversize.
Y si quieres inspiración, no dejes de visitar a Vogue o a Mariona, que como siempre, está ideal con ellas, también aquí.

Que ya que ahora empieza el circo del día a día, a ver quién se te resiste.

Besísimos.

No se te ocurra: con unos vaqueros metidos dentro de ellas. No las fuerzes, no hagas trastadas con ellas.
Llevarlas a una boda. O a cualquier evento con tintes formales. Bueno, y ya no digo nada si es a un funeral o a un entierro.
Tampoco son aptas para reuniones de trabajo serias. Otro asunto es que tu profesión esté relacionada con la moda o cualquier ámbito artístico o creativo, pero salvo estas excepciones, no te pongas a negociar con nadie con las tiras en las piernas. Vale que vayas a negociar, pero me imagino que no será en un Coliseo.
Disfrazarte. Que lleves unas romanas o gladiadoras no significa que tengas que salir con la lira en la mano. Que no estás en el Olimpo de los dioses.
Con leggings. Tengo curiosidad en cómo se pondrían... ¿por debajo o sobre ellos? Pavorr.
Con un pantalón ancho. Más que nada porque no se verán.
Con baggy ni sarouel ni harem ni similares. Demasiadas culturas juntas.
Si eres muy bajita, intenta que entre el final de la sandalia y el vestido haya algo de diferencia.

Lo encontrarás en: las sandalias de Rosa son de Ash. El vestido de la derecha, de Stella Forest.

22 comentarios:

  1. Yo si me pongo esas sandalias seguro que parezco un hobbit, de lo bajita que me harían, pero gracias al post de hoy voy a curiosear en la web de Stella Forest que tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  2. Yo también parecería algo rara con esas sandalias.... mi pantorrilla choricera no me lo permite. Pero gustarme, me gustan.

    Feliz reentré bellísima

    ResponderEliminar
  3. Me uno a los anteriores comentarios y NO,me resisto a ponermelas.
    Imagino que es cuestion de altura...

    Excelent post.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Lo de negociar al coliseo, coco cada día te superas!!!! yo no las tengo, no me llaman, me veo too much!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues muchísimas gracias por el cumplido, de corazón, yo he sido muy pesada este verano pero me las ponía constantemente, simplemente me parecían super cómodas y me encajaban con un montón de looks super cómodos, el el próximo verano más os lo puedo asegurar por si no teníamos suficiente, ja,ja, un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo no me veo con las gladiadoras tan altas, las que son a la altura de tobillo sí, aunque tampoco es que las idolatre...

    Me las imagino debajo de leggins y muero de risa!!!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  7. no me veo con ellas, soy bajita, 1,58 m.

    ResponderEliminar
  8. Gracias guapisima!!

    A mi se me antojaron cuando se las vi a Mariona, esta tan mona con ellas verdad? son realmente comodas, animan muchisimo cualquier look.

    Sabes que me encanta el "no se te ocurra"...debajo de leggins???? jajaja que cosas tienes.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. No me veo, no me veo yo con ellas. El caso es q quedan monas, pero en otras personas. Jum jum q no :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo es que tengo un trauma infantil, porque mi hermano se pasó media vida con aparato ortopédico y me recuerdan horriblemente. Pero el caso es que estilosas pueden ser, sólo que yo, no puedo.
    Me parto con lo de la lira! eres la mejor!

    ResponderEliminar
  11. tus no se te ocurra..cada vez va a ser más difícil que te superes..

    yo tampoco les acabo de pillar el punto..y la verdad... se ve cada cosa en nombre de las "gladiator"

    besos guapa

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho la primera idea que has dado: con un vestido de aire Naif!

    Lo de la lira ha estado genial!

    Besos,

    ResponderEliminar
  13. A Mariona les queda estupendamente!, pero a mi no me va, sera por la altura o mi estilo q no me veo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Me gusta mucho tu blog con todos tus consejos, y me encanta que pongas lo que NO se debe hacer también! Pero me gustaria ver más fotos, ejemplos, a veces una imágen vale más que mil palabras. estaría muy bueno!
    Saludoss

    ResponderEliminar
  15. Humm, pues yo te acabo de descubir a ti también ;)
    Me gusta el estilo de tu blog...me encanta q me aconsejen!!
    Te sigo!♥
    Saludos!
    http://glorycloset.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Como la mayoría de los comentarios, me resisto a estas sandalias.

    Como siempre tus recomendaciones acertadisímas.

    un besazo:)
    Lina Escalante

    ResponderEliminar
  17. Pues yo nos las tengo porque soy demasiado tímida para ponérmelas. Es contradictorio porque, precisamente porque soy tímida, al ponerme las minifaldas que tanto me gustan me ayudaría de algún modo a no sentirme tan "destapada". No sé si me explico...
    Carola.

    ResponderEliminar
  18. a mi la verdad si me gustan mucho aunque a la hora de la verdad creo q me compraria unas massencillas y combinables. por cierto, hace poco te envie un correo pidiendote una ayudita. es sobre un viaje escolar para visitar empresas. a clima calido en colombia (soy colombiana).
    es de dos dias y no tengo ni idea como hacer la maleta
    gracias y ojala puedas visitar mi blog y ojala puedas ayudarme

    ResponderEliminar
  19. A mi me encantan!!!
    Te presento a Lorenzitas

    Muchisimas gracias por todo
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Coco, una inquietud, podrían equiparase estas sandalias acrecidas, estas sandalias de cuello vuelto, a las botas mosqueteras que nos acechan para el otoño.
    Porque te diré que siempre he sentido por éstas últimas una rendida adoración, un nosequé fantasiador y juguetón, y nunca he conseguido llegar a comprármelas porque siempre me he visto como si trabajase en el mismo oficio que Pretty Woman. Ilústranos, plis, haz realidad uno de mis sueños de estilo (si es que te gustan estas botas, claro) Pero si te gustan, seguro, sabrás llevarlas. Gracias de antemano, lindura

    ResponderEliminar
  21. Mira lo que me reido con el No se te ocurra de este post no tiene nombre jajaja :)

    ResponderEliminar
  22. Genial, genial. ¡Gracias por haberte acordado!

    Al vivir en Sevilla con 40 grados tengo gladiators para rato y me has ayudado mucho :)

    Me uno a Justina con lo de las mosqueteras, miedo me da el día que me compre unas... ¿con qué ponérselas?

    Rosa.
    ¡Tu blog es inigualable!

    ResponderEliminar