lunes, 17 de agosto de 2009

El Espiario: The K Club


En pleno mes de agosto en el que la mayoría sueña con playa y arena y mucho sol, existe otro turismo que nada tiene que ver con estos tres elementos que el terrible Luis Miguel cantaba sin parar con esos dientes tan blancos suyos... Lo dicho, que me pierdo. Viajes aptos para cansados de calor o para los que lo detestan o no toleran. Viajes al fresquito, a la lluvia, al otoño. Irlanda es uno de esos destinos. Un país maravilloso, de vegetación exuberante y con una población extraordinariamente amable que nos hace sentir como en casa. Dublín es un imprescindible del país: un ambiente estupendo en una ciudad pequeña, muy fácil de conocer. Pero cerca de la ciudad existen además rincones maravillosos y sorprendentes, como Kildare, a algo menos de 30 kilómetros de la ciudad. Un pueblo pequeño que alberga un hotel de 5 estrellas más que sorprendente y recomendable para descansar, pasear, disfrutar del deporte y volver renovado. Es The K Club.


The K Club es una enorme casa que recuerda a un palacio francés con mucha historia por detrás, de excelente decoración y mejor servicio. Posee suites y apartamentos para una intimidad mayor en los que se pueden alojar cómodamente cuatro personas con todas las comodidades de atención y servicio de las habitaciones.

Los exteriores son maravillosos e invitan al descanso: una inmensidad de campo perfectamente cortado, un lago... Ideal para un paseo o para practicar o aprender golf. No en vano en sus instalaciones se celebran competiciones de este deporte, tales como la Ryder Cup.

Y si el golf no es lo nuestro, entonces descansaremos en el K Spa. Una jornada de agua y una copa de vino en la terraza del hotel, observando cómo se mueven los árboles no es tampoco un mal plan.

Sin olvidar sus desayunos. Un excelente desayuno buffet apto para ingestas sanas, golosas o completas. En el salón River Room con vistas inmejorables a los jardines floridos y al lago.

Y si necesitamos una excusa más que no sea el deporte, el descanso o la buena mesa, entonces organicemos nuestra boda allí. O elijámoslo como destino de luna de miel: no todo va a ser Caribe y playa.

¿Con qué me quedo?: con la chimenea encendida en pleno mes de julio. Con los paseos sobre la hierba mojada. Con los maravillosos desayunos. Con el tiempo detenido.

Lo encontrarás en: The K Club, Straffan, Co. Kildare, Irlanda. Tel: +353 (0)1 6017 200 Correo electrónico: resortsales@kclub.ie O aquí más información.

8 comentarios:

  1. ¡Qué suerte! te has alojado en un hotel de ensueño...
    A mí me encanta Irlanda. Siempre recomiendo ir con tiempo (un par de semanitas perfecto) y alquilar un coche para recorrer el país. Es fantástico. The K Club, para quien pueda permitírselo, tiene una pinta...
    Carola.

    ResponderEliminar
  2. hola guapa!!!
    que pedazo hotel, es una pasada.
    espero pases unas buenas vacaciones.
    besines y disfruta

    ResponderEliminar
  3. Un hotel digno de "El Espiario". Ojala tubiera tiempo (y dinero) para refugiarme allí estos días de calor agobiante.
    Aps! La semana pasada te dediqué un post ;)

    ResponderEliminar
  4. Que pinta más fabulosa tiene ese sitio. Me encanta como alternativa a la playa.
    Musus

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla!. Cada vez me gusta más tu blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola.... ya estoy de vuelta y vaya sorpresa... pero que lujo de Hotel no? supongo que lo habrás pasado de muerte no?.....
    Besos y me tengo que poner al día con los post!!!

    ResponderEliminar
  7. me encanta! es impresionante!!!

    precioso...

    y yo también me quedo con esa chimenea y esa copa de vino!!

    besos

    ResponderEliminar
  8. Que chulo p dios, a estas horas me iba corriendo para alli sin lugar a dudas en vez de estar pasando calor a estas horas ya jeje

    ResponderEliminar