lunes, 10 de agosto de 2009

¿Cómo me lo pongo?: Chocolate

Parece que no, pero el tema bodas sigue dando qué hablar. Beatriz le está dando vueltas a la que tendrá en octubre. Para ello llevará un vestido como el de la fotografía pero en color chocolate. El mismo corte palabra de honor con tablitas pero en marrón chocolate. Le preocupa cómo lucirlo en esa boda de principios de otoño, cómo combinarlo. Vamos a darle alguna idea:

Este vestido permite arriesgar con tocados. En cuanto a color, al ser marrón chocolate yo apostaría por una combinación más arriesgada con lila. Con ello, haría un recogido en un moño alto con algun tocado espectacular de pluma natural con elementos vintage como el hilo de oro. El zapato también marrón, alto. La cartera de mano, pequeña, en lila o en oro viejo. Unos pendientes pequeños, discretos y una pulsera ancha en la muñeca con alguna piedra en lila. Para el fresquito, una torera en croché del mismo tono que el vestido. O la opción perfecta: un abrigo de largo tres cuartos con los cuellos redondos y la manga francesa.

Si no nos gustan los tocados, exageraremos más el moño y entonces vestiremos el cuello con una gargantilla vistosa, de piedras grandes. Si la encargas, mucho mejor.

El marrón permite combinaciones estupendas con rojo, azul e incluso con gris. Así que elegir la que más nos guste sólo dependerá de nosotras, de nuestra fisonomía y gusto personal.

Besísimos.

No se te ocurra: chales de organza y organdí. Déjalos mejor para las damas de honor de una boda americana.
El dorado. Sólo vale el dorado viejo, nada de oros brillantes. Muy telenovelesco.
Combinar marrón y verde. Y de paso lleva un hacha y tala el bosque.
Con fucsia. No por nada, simplemente porque es una combinación demasiado manida.
Llevar complementos en madera. Un toque muy informal como para llevar a una boda.
Meterle brillantitos en el calzado, gargantilla, pulsera y moño con sus bolitas varias. No lo vulgarices, por favor.
Los botines. Uy, qué pavor.
Dejarlo anodino. Esto es, llevar el vestido sin más. Por muy bonita que sea una prenda es preciso resaltarla. Para eso está la peluquería y los complementos. Úsalos bien.

Lo encontrarás en: el vestido es de BCBG Max Azria. Los tocados, de El Jardín de Lulaila.

7 comentarios:

  1. totalmente a favor de los tocados...

    y aunque parezca que uno se va a ver raro...doy fe que son una maravilla, cómodos e hiper chic

    eso sí, fundamental una peluquera con gracia

    un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea del tocado.
    Musus

    ResponderEliminar
  3. Bonita combinación marrón-lila, me guardo la idea!
    bss

    ResponderEliminar
  4. yo tambien estaba pensando en un tocado para ir a una boda que tengo en octubre, los de Lulaila me encantan pero los encuentro muy grandes...para las atrevidass es genial!
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Tocados siempre y más si son de Lu. Lila y marrón chocolate, lo que me gusta esa combinación (es muy mía para el invierno). Besos,

    Macarena

    ResponderEliminar
  6. lo que me gusta el vestido, es un clon mini de MI VESTIDO:
    http://estreluscoefusco.blogspot.com/2008/04/un-vestido-de-boda-es-para-siempre.html

    bssss

    ResponderEliminar
  7. mil gracias coco, me han encantado tus consejos. Eres genial. Gracias y... sorry... ya sabes xq.

    Luanova, si que si parece si!!! q bonito es tu vestido!

    Beatriz

    ResponderEliminar