miércoles, 31 de diciembre de 2008

Brindis

Decir que quedan escasas horas para rematar este 2008 o realizar un repaso mental por todo aquéllo malo y bueno que nos ha pasado en 366 días. Hablar de buenos propósitos, de proyectos, de deseos, de sueños, de ilusiones. Y felicitarse una y otra vez lo nuevo que llega ya es más que obvio. Me imagino que a estas alturas de las fiestas navideñas ya os habréis incluso cansado, de felicitar y recibir felicitaciones.

Sin embargo, desde éste mi espacio no quería dejar de brindar por lo que ha pasado y lo que viene, por toda la gente maravillosa que pasa por aquí cada día, por las alegrías y por que las penas dejen pronto de serlo, por vuestra inteligencia, vuestra sensibilidad, vuestra simpatía, vuestra belleza, vuestra magia. Brindo por todos vosotros que sois la esencia de esta casa. Porque nos sigamos viendo las letras al menos un año más. Y os envío toda la felicidad del mundo, que a fin de cuentas, es el gran motor de la vida.

Mil besos y seguid guapos y guapas. Siempre.

martes, 16 de diciembre de 2008

Bueno, bonito y barato

Y nunca mejor dicho. Esta vez, en el sur. Porque hoy y mañana, en Sevilla, Charfal abre su mercadillo de Navidad en el Hotel Plaza de Armas, de 12 a 21 h. Una oportunidad maravillosa para hacerse con las prendas de Charfal, más que ponibles y de excelente calidad. Y si además es a buen precio, la visita se convierte en obligada.

Echa un vistazo. Quién sabe. A lo mejor encuentras lo que andas buscando para tu cena de Nochebuena o de Fin de Año. Y si quieres ideas, pasa por Blog of Beauty. Hoy: la cena de Nochebuena con Day y Proenza Schouler.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Macedonia de historias

Parece que el tema mercadillo de Navidad se ha puesto de moda. Pero también es cierto que hay algunos que valen la pena y otros no tanto. Por mi parte sólo os voy a recomendar dos que conozco de primera mano porque conozco a sus artífices y sé que en ellos encontrareis auténticas maravillas.
  1. El primero es el de María Barros y El Jardín de Lulaila. Tenéis hasta el 24 de diciembre para haceros con las creaciones de Marta y de María, que son sencillamente alucinantes.
  2. El segundo es el de HAND - Have a Nice Day en Madrid. Del 18 al 21 de diciembre de 10.30 a 20.30 h. podréis haceros con prendas de Manoush, Les Petites..., Paul&Joe Sisters, American Retro, By Malene Birger, Day, Stella Forest, Tony Cohen, Rützou o Pink Soda con precios de escándalo: entre los 5 y los 50 euros. El outlet estará en la c/Limón, 24 (Conde Duque). Y si queréis echar un vistazo a las nuevas colecciones, la tienda de Madrid está en Hortaleza, 26. Vale la pena, aunque sólo sea por ver la decoración que está al fondo de la misma. Superbe.
* Hoy en Blog of Beauty, comidas de empresa en Navidad. Y una blusa maravillosa de Define Romance.

Seguid tan guapas.

martes, 9 de diciembre de 2008

Piscolabis.doc

Con este título sólo puede ir de trabajo el asunto. Si queréis ver cómo vestir de manera adecuada para una cena de empresa, no os perdáis la nueva entrada de Blog of Beauty.

Seguid tan guapas.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Coco y los siete

Si alguien escribe bien y convierte hasta la cartelera del cine en entretenida, es María de Si es que así no se puede. Y de ella me viene también este meme que te taggea. Un término de esos que me gustan tanto a mí (nótese ironía en la pronunciación), de esos anglófonos, que además fonéticamente suena fatal, y que viene a decir algo así como que te marcan o etiquetan. A cambio hay que contar siete curiosidades o siete datos aleatorios que se nos ocurran. Y además, taggear a siete personas. Muy esotérico todo.

Lo bueno de tener dos blogs es que puedo dedicar éste a profundizar en todo tipo de cuestiones sin descuidar el espíritu de El Estilario que sigue presente en Blog of Beauty. Espero que no os moleste.

Bien, voy a lo dicho. Mis siete curiosidades:
  1. No tengo amígdalas. No es que hubiera nacido sin ellas. Es que me las extirparon pero a la tierna edad de 21 años. Y obviando el postoperatorio de terror, me cambió la voz. Era muy gracioso ver la cara de la gente cuando me escuchaba hablar. No me identificaban con mi nuevo sonido. Yo misma me grababa porque me resultaba raro oírme.
  2. Odio a Luis Miguel. Lo siento, respeto gustos (a mi hermana le encanta) pero es que a mí me da pavor humano. Me encanta la música, toda, cualquiera que me emocione me gusta sea del género que sea, pero Luis Miguel y esa visión de humanoide de cera, con pelo enlacado y dientes de porcelanosa me pone malita malita.
  3. He salido en la televisión haciendo el chorra. No una, sino dos veces. Me salva que fue en la autonómica. La culpa la tienen las excursiones organizadas por la Facultad para conocer las grabaciones de los programas. Y cuando digo haciendo el chorra, os puedo asegurar que así era...
  4. De pequeña no me gustaba nada comer. Detestaba la verdura, los sabores y texturas extraños, básicamente todo lo que no fuera chocolate o jamón serrano. Así tenía unas piernas motivo de sambenito: piernas de palillo me llamaban (cosa que nulamente me importaba). Deseaba con todas mis fuerzas que inventaran unas pastillas como los chicles que creaba Willy Wonka en Charlie y la fábrica de chocolate para no tener que comer (y no lo malinterpretéis, no sufría de anorexia ni nada por el estilo. Simplemente, era escrupulosa y muy selectiva). En cambio ahora me encanta y disfruto comiendo y probando. Me gusta mucho la cocina y soy una buena cocinera (en absoluto la mejor, para ello está mi prima, que es profesional en ello). Debe de ser que me estoy haciendo mayor. Por eso ahora también me gustan las pieles y las joyas, en las que antes no me fijaba...
  5. Tengo una foto con Marléne Morreau. Sí, un gran momento friki del que guardo recuerdo. La vi en Madrid, en un Arco'98. Por aquel entonces ella presentaba El Semáforo, un programa que ofrecía los cinco minutos de gloria a los que todo el mundo aspira y en el que salía fauna y flora de todo tipo. Conste que Marléne me pareció super super simpática.
  6. Hace dos años me cogí un año sabático que me sentó de maravilla. Sí, porque yo lo valgo. Me pudo el estrés, el clima oscuro y terrible de Galicia (a la que quiero pero en la que me resulta difícil vivir) y me tomé un tiempo de calma para hacer todas las cosas que tenía ganas de hacer y para las que nunca encontraba tiempo. Me vine a Sevilla a pasarlo (fue un año magnífico, muy muy muy divertido) y al final me quedé. Se está más que bien aquí, aunque eche de menos a mi gente, el humor de mi tierra y el mar galego.
  7. Mi mejor amiga es M. Somos amigas desde hace tantos años que tendría que ponerme a hacer cuentas. Es la persona con el corazón más grande del mundo, y con el mayor estilo y visión de la moda. Siempre ha sido mi apoyo para lo bueno y lo malo, aún cuando desde el momento en el que dejamos el colegio siempre hayamos ido por caminos tan separados como hay en España. Con ella me he reído, llorado, he hecho locuras varias y he madurado. Y lo que nos queda.
Bien, hasta aquí el momento taggin'. Ahora toca nomineitor. En este caso a más de mis debilidades. Con ello a Nimenos, a Baballa, a Ölhate, a Di, a Miss M, a Miu y a Laetitia. Lo espero.

Igual que espero que os paséis un fin de semana de lo mejor. Poniendo la decoración navideña, por ejemplo, que el tiempo se presta a ello. Y mucho, mucho estilo.

Seguid tan guapas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Coco y sus cositas


Tengo algún premio que me habéis concedido ya hace tiempo que no he ido a recoger porque sucedieron justo en aquéllas semanas en las que el tiempo no era lo que más tenía. Pido disculpas y los agradezco públicamente. Siempre es agradable ver que no sólo me leéis, sino que además me tenéis en cuenta. Gracias.

Para que no me pase lo mismo que con los premios, recojo un meme que me pasa la mejor pluma de la blogosfera: María (ideado por Elegancia Perdida) me nomina a contar cinco cosas que me definan. Cinco cosas que al ser vistas recuerden (a quienes me conocen) a mi persona. No son válidos bolsos, ni zapatos, ni cinturones, ni demás por el estilo. Tampoco he querido hablar de mi perfume porque huelga decirlo. Mil veces os he hablado de que jamás salgo sin él (aunque entre y salga dos millones de veces, pues dos millones de veces me lo pongo) y que siempre uso el mismo hasta que por cuestiones del azar (normalmente porque lo retiran o le cambian el aroma) debo dejar de utilizarlo. Sería como nombrar mis aspectos físicos. Por eso no lo incluyo en la categoría de objeto.

Dicho esto, comienzo:
  1. Mi ordenador. Un PowerBook G4. Un mac portátil viejito, viejito, con muchas horas ya encima. Pero que por ahora se sigue portando. Es elemental. Está siempre en mi día a día.
  2. Mi conexión a internet. Sea la fija o la móvil. Tengo ambas. Puedo vivir sin móvil, pero no sin correo electrónico e Internet. Por eso además de la que tengo en casa, tengo la móvil. Conectada esté donde esté.
  3. Mis lápices. Siempre escribo con lápiz, siempre llevo lápiz encima. Fundamental para dibujar. Me encantan los lápices, los colecciono y tengo una buena cantidad. De hecho, la gente que me conoce siempre me regala alguno.
  4. Mi rouge. Siempre que la ocasión me lo permite (es decir, salvo para trabajar o porque el protocolo me limite) me pinto los labios de rojo. Desde hace muchos años, lo digan o no las modas. Me encanta. El de ahora es el Rouge Diva de Guerlain.
  5. Mi Nivea de la lata azul. Fue polémica el día que os lo rebelé. Pero es que es mi anexo desde hace un montón de años. Ahora que hace frío, realmente mágica para regenerar los labios.
Ahora toca nominar a cinco. Me encantaría ver un poquito más de Maba, de Lu, de Bea, de Moon y de Sandra. Parte de mis debilidades de cada día en este mundo.

Ya empiezan las entradas de estilismos en Blog of Beauty. Hoy una consulta sobre una cena de trabajo, y habrá más, tal y como pedísteis. Espero que os guste...

Seguid tan guapas.

lunes, 1 de diciembre de 2008

No se te ocurra: pies de Yeti

A día de hoy no es que España sea el rincón más calentito del mundo. Tampoco llega a los extremos polares pero el frío está siendo bastante intenso. Son momentos de mantita, chimenea y té. Lo que menos nos puede apetecer es salir a la calle, aunque no nos quede más remedio por aquéllo de tener que ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente.

El tándem frío-estilo es bastante complejo. Tanto como el del calor-estilo (al que también llegaremos). Se confunde fácilmente la confortabilidad con el buen gusto o se abusan de ciertos elementos de moda en su momento, pero que ya (por suerte) han pasado a los anales de lo que en un tiempo se llevó. Por ejemplo, las botas UGG. Llegaron directamente de Australia (¿? que alguien me lo explique) y se instalaron en los pies de toda moderna harta de todo al más puro estilo de las niñas Olsen (conste que a veces me encantan) que las lucían encantadas de la vida sin tener que soportar terribles tacones (que ya que hablamos de las Olsen, son los que más les gustan ahora) enfundadas en sus babuchitas de cuello vuelto. Y como las famosas se las ponían, comenzaron a extenderse, a irradiarse malignamente por todos los rincones. Vale que tuvieron su momento de gloria, pero en la actualidad ya no tienen excusa ni perdón de Dios.

No favorecen a nadie. No estilizan, no son elegantes, ni dan siquiera un aspecto casual-sportwear-etiquétaleo como quieras. Son una versión para exterior de las zapatillas de casa del más cruel invierno. No hay disculpa de su uso ni siquiera por el frío, ya que las opciones (afortunadamente) de calzado para el cruel invierno son más que variadas. Y mucho menos son perdonables si nos las ponemos con minifalda, minianorak y medias de colores. Solamente disculpable si nos vamos a presentar al casting de la segunda parte de "Yo soy la Juani".

Si en su momento sucumbimos a la tentación de lo más in y nos hicimos con unas UGG, dejémoslas reposar en el fondo del armario porque no pueden estar ya más out. Que os puedo asegurar que frío no van a pasar.

Seguid tan guapas.

* Nos os perdáis la primera entrada en Blog of Beauty. Auro nos habla de la nanoqueratina. Muy interesante para nuestro cabello.
También estoy en Twitter · Ésta es la página en Facebook de El Estilario · Y aquí, me verás en Bloglovin