miércoles, 24 de septiembre de 2008

Sur


El comienzo de la estación otoñal es terriblemente complicado a la hora de seleccionar un estilismo para defender el día a día. Pero si además vivimos en el sur, la complicación crece porque la temperatura no acompaña a las exigencias de la estación, y le damos mil vueltas al armario. Sabemos que no es momentos de bermudas, que el blanco nuclear descansará hasta el verano que viene, que las sandalias no se llevan bien con la lluvia; pero que al mismo tiempo, tenemos demasiado calor para un trench, los vaqueros nos incomodan y no es momento de sueters de cuello alto. Por eso, por las complicaciones propias de días cálidos repletos de nubes que anuncian agua, esta entrada va dedicada a los interminables minutos ante el armario de las mujeres del sur para un estilismo otoñal.

La gran opción, la más socorrida, es la del vestido con botas. Vestidos de tirantes con camisetas de algodón debajo, vestidos de manga corta y cinturón ancho en la cintura, vestidos baby doll con pañuelos, vestidos túnica con largos collares. O faldas cortas con vuelo con chaqueta esmoquin corta y camisetas de algodón amplias, de manga corta remangada. Y botas. Botas de suela de piel fina y piel blanda.

Los complementos serán nuestros grandes aliados en momentos como éstos. Amplios foulard por si la temperatura nos juega una mala pasada, gorros de lluvia, originales paraguas y los de siempre: collares, pulseras, pendientes, cinturones... por supuesto los tocados.

Que hablando de tocados, no podía yo tampoco dejar de comentaros la fiesta de presentación de la nueva colección de El Jardín de Lulaila (que os puedo asegurar que es más increíble de lo que hasta ahora nos tiene acostumbradas). Así que iré y brindaré con cava por el comienzo de una historia a la que le quedan párrafos y párrafos de éxito. ¡Espero veros por allí!


Así que démosle un poquito de alegría al otoño que no acaba de cuajar en el sur. Mientras, brindemos por El Jardín de Lulaila.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: decir botas no significa que valgan todas. Totalmente prohibido ponerse aquéllas que tienen cremallera delantera, tacón fino y punta afilada. Y evitar las militares, a no ser que nuestro estilo sea el de Agyness Dean.
Seguir con shorts de color blanco, o vestidos de este mismo color. Sí, hace calor, pero el otoño está ya en el calendario. Lo ideal es combinar la temperatura con la estación del año.
Tampoco se trata de precipitarse y ponerse sombreros de fieltro y amplias bufandas.
Cuidado con las medias. En el sur todavía podemos permitirnos llevar las piernas al aire. Así que huye de las opacas y en fin... ya sabéis mi opinión sobre las transparentes...

Lo encontrarás en: las botas son de Massimo Dutti. El gorro de lluvia, de Bershka.

32 comentarios:

  1. y a mi que un toque de blanco no me desagrada en estos días...
    toda la suerte mañana, toda.

    ResponderEliminar
  2. ayyyy...q pereza me dan las botas, y eso que me encantan, pero el invierno es taaaaannnn largo...suerte mañana!!!besos

    ResponderEliminar
  3. Uff pues yo no vivo en el sur, pero aqui en Valencia tenemos el mismo problema, q no hace ni frio ni calor, vamos, a 0 grados :P

    A mi lo de las botas me sigue pareciendo q es pronto, porq los pies, quieras q no, se cuecen!!

    Saludos guapa.

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota porque el día 1 me voy a Sevilla y el 3 a Córdoba!
    besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Es horrible vivir en Canarias, por la mañana calor, por las tardes refresca y nunca sé que ponerme en este tiempo.
    Por cierto te echaba mucho de menos, me encanta todo lo que propones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Botas con vestidos...me ancanta!!...Pero dejame ponerme algo blanco por favor,que sino me veo muy rara.Creo que es un trauma infantil.
    Besitos,te veo mañana.

    ResponderEliminar
  7. El problema es que por la mañana y por la noche en Madrid refresca un montón pero a medio día te asas!!!!!

    A ver si entra el frio de una vez y nos dejamos de medias tintas!

    ResponderEliminar
  8. La verdad yo con vestido y botas todavia no me veo..
    Suerte mañana

    ResponderEliminar
  9. Pues aquí ya han bajado un montón las temperaturas y lo malo es que con un trench por la tarde tienes frio. Creo que tendré que ir plantandome que el verano se a ido del todo y dejar los zapatos abiertos en el armario que hoy se me han congelado los pies, ufff...bss

    ResponderEliminar
  10. me encanta tu propuesta! pero me faltan las botas (que excusa para salir de compras)jeje! por favor sacad miles de fotos en la inauguración para las que nos quedamos por el norte vale?? un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Ains..., fíjate que siempre estoy 100% de acuerdo contigo, pero hoy... Las botas no las llego a ver con vestiditos (aunque sé que al final caeré, y me las pondré), y tampoco quiero prescindir ya del blanco (no total look white, pero sí pantalón, o camisa/camiseta). Aun así, muchísimas gracias por tus ideas.

    Por cierto, ¿qué te parece un post sobre cómo acudir a un evento, como puede ser la presentación de Marta de esta tarde/noche? ¿Algo sobre los vestidos de cocktel y demás?

    Mil besos corazón, y pasadlo bien por todas las que no podemos acudir hoy, aunque como ya la he dicho a ella, estaremos allí de corazón

    ResponderEliminar
  12. Me encanta lo del vestido con las botas, de hecho me voy a comprar unas muy parecidas a las de la foto, en color gris, de piel finita, planas y de caña baja, de Mango. Pero lo del color blanco no sé, a mí mientras no haga demasiado frío una falda o vestido blanco (que no sea tipo túnica ni babydoll) me sigue gustando; aunque ya sabes que yo soy más de vaqueros+bailarinas, por el tema de las medias... por las mañanas en Madrid hace fresquito para ir sin medias... pero hace calor para llevarlas tupidas (y no me pegan tan pronto), y las transparentes... casi que no!
    ya nos contaréis qué tal la fiesta de presentación del Jardín.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  13. Blanco, ¿no? Ayer hice un medio cambio de armario. Aún no he guardado todo y tampoco he sacado todo, pero lo que ya sé que no volveré a ponerme ya está guardado. Y dejé mis tejanos blancos, "por si acaso". Porque cuando hace calor en serio no me los pongo porque son demasiado gruesos y ahora... es cierto que el tiempo no invita a ponérmelos, pero son del grueso justo para disfrutarlos ahora!. Ya veo... hice una mala compra! ;)
    Esas botas de Massimo Dutti son una cucada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. En mi opinión esta es la época del año más difícil para eligir modelo. Y lo peor de todo es que en Galicia está haciendo mejor tiempo ahora que en agosto y claro, te de pena guardar todo lo de verano al que tan poco partido le has sacado.

    Ains

    ResponderEliminar
  15. qué verdad más grande lo del medio otoño medio verano del sur. Yo este finde hago como Blaudemar, un medio cambio de armario. Por lo pronto desterro las bermudas y las sandalias, pero todavía con botas no me termino de ver, será porque ayer tuvimos un calor de mil demonios, que un peep toe se te asaba el pie.
    Del blanco, ya no pega el total look, pero en pequeñas dosis sí creo que se pueda lleva, siempre unido a colores cálidos.
    Pasadlo bien en la presentación (qué pena no estar ahí)

    ResponderEliminar
  16. Yo le estoy sacando un partido a las botas increible, me encantan sin medias y con minivestidos.

    Brindemos por Lu chin-chin!!

    ResponderEliminar
  17. Yo ya he probado lo de los vestidos con botas y me encanta, en el concierto de Madonna lo intenté y no salió mal del todo...
    También estoy de acuerdo en no desterrar el blanco del todo (vestidos ibicencos of course...) y y este finde tb voy a guardar y sacar cosas (vamos a coincidir muchas)
    Un beso guapa, se te echaba de menos y que lo paseis bien en la fiesta.
    Suerte Lu!!

    ResponderEliminar
  18. Que bueno tenerte de vuelta!
    Me gustó mucho esta entrada, porque hace un tiempito publiqué unas fotos sobre cómo combiné una falda larga y también un vestido con unas botas bajas.. http://makeoverdeplacard.blogspot.com/2008/09/dress-you-up.html

    que te parece mi elección?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Coco, las botas son de esta temporada??

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Vale, he desterrado las sandalias (no tenia muchas de todas formas)y los zapatos de esparto (me da horror un chaparron ocasional y el esparto empapado) pero no me pienso poner botas en Sevilla el 26 de septiembre, la última vez se me abrió la planta del pie del calor. Mi forma de resolverlo es con bailarinas de mil colores. Para trabajar vaqueros, chinos, camisas, camisetas y alguna tunica. Tampoco prescindo de mi chaqueta vaquera-hiperajustada celestita de Levis... la adoro, creo que es la prenda que más quiero, ni de mi trench ligero militar...

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias por la entrada, yo soy de Gran Canaria y vamos... xD nunca sabes qué llevar! Estoy por comprarme un vestido ^^ y unas botas con un poquito de tacón en blanco por ejemplo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  22. uff, aca enn argentina empieza a hacer calor, pero en este pasado invierno si las use. Me hubieran venido muy bien tus consejos.
    Pasate por mi blog, te deje un premio!
    Beso!

    ResponderEliminar
  23. os quiero tanto, bellezas...

    mil gracias por vuestros comentarios, gracias a los que me he dado cuenta de que me he expresado bastante mal... Tenéis todos razón. El blanco en invierno es maravilloso, fantástico y además nos alegra un poquito en esos días grises en lo que ni llueve ni sale el sol ni nada de nada. Lo que quería decir, es que el blanco+lino o el blanco+shorts o el blanco+minivestido pues no. Todo lo blanquito que nos recuerde al verano. Pero este color en pantalones, vaqueros, chaquetas, jerseys, y sobre todo CAMISAS (que son mi perdición) no es que sea permisible, sino que funciona perfectamente como fondo de armario.

    Por eso mil gracias por las puntualizaciones. Sin los comentarios no me habría dado cuenta de mi error.

    Besos muy fuertes para todo/as. Sois tan adorables...

    ResponderEliminar
  24. Pues tomo nota de tus consejos y por aqui ya empieza a cambiar el tiempo, estoy deseando estrenar lo nuevo pero por otro lado me da mucha pena se vaya el verano.

    :)

    ResponderEliminar
  25. Dios....!!! QUÉ PEREZA DE MA EL OTOÑO...
    Un saludo.

    http://nosinmibolso.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  26. Gracias reina, que te voy a decir que no te haya dicho ya...... como no hable del blanco.... que mira que a mi gustar el blanco me gusta, aunque más en verano que ahi me vuelve loca; pero es que en invierno no me veo, se me queda aspecto de la novia del exorcista. Alguna vez algún pantalón, pero basta que me lo ponga para que llueva y se te llene de los churretes de los charcos. Ay, que yo sigo con el negro... Besos bella, lu

    ResponderEliminar
  27. ya estoy por aquí...

    tengo que llamarte para ver si me resuelves una cosita de las clases! y de paso cotorreamos....

    muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  28. Sois muy afortunadas, de verdad. Hoy he salido de casa con un grado en la calle. Si si...un grado. Disfrutad de los vestidos y los dedillos de los pies al aire mientras podais, que tiempo hay de cansarse de las botas y las medias. Besotes!

    ResponderEliminar
  29. no habia leido nunca tu blog y estoy alucinada! yo tambien vivo en el sur y cuaaaanta razon tienes!!!!! el otoño y la primavera es pa´ volverse loco!!

    Te seguiré leyendo!! un beso

    ResponderEliminar
  30. P.D: me ennnncanta el "no se te ocurra:" jajaja es buenisimo!

    ResponderEliminar
  31. Artista!! Te he dado un premio asi que cuando puedas recogelo.Un besito

    ResponderEliminar
  32. pues si, con lo que me gustan a mi los vestidos+botas!!en Sevilla y Córdoba me harté de ponermelos!
    besos

    ResponderEliminar