sábado, 19 de abril de 2008

Sigue lloviendo

Los embalses lo necesitan para paliar esta incipiente sequía que se avista en algunos lugares de nuestra geografía. Pero desde nuestro egoísmo estilístico pedimos a gritos un cese de lluvia -ya- para empezar a lucir nuestras pequeñas adquisiciones. Mientras el sol no se digne a salir y de paso, caldear levemente el ambiente, no nos queda más remedio que convivir con esta aburrida lluvia. Aburrida porque nos obliga a vestir una y otra vez de la misma manera. Nos deja muy poco espacio libre para la improvisación. Por supuesto, esto tiene que cambiar, así que vamos a intentar buscar nuevas opciones para sentirnos chic en un día anodino de lluvia.

Si el cielo se empeña en no cambiar de color, seremos nosotras las que le aportemos la alegría que le falta. Así que démosle rienda suelta a la paleta y luzcamos coloristas, que siempre aporta algo de positividad.

Dos opciones posibles siempre acompañadas por un trench y un paraguas:
  • una camisa blanca, amplia, con pechera de frac y cuello esmoquin, combinada con unos pitillo de color rosa fucsia y unos botines de color gris. En la cadera, un cinturón ancho para abullonar la camisa que puede ser de color verde si nos atrevemos a seguir metiendo color.
  • una camisa de cuello claudine y manga corta, de algodón de batista y color berenjena que podemos combinar o bien con un pitillo de color verde pistacho y unos botines, por qué no, naranjas. O con una falda de talle alto de color negro y medias opacas flúor en berenjena o para las atrevidas, en amarillo mostaza. El zapato, en este caso un oxford abotinado.
Si el clima se empeña en ponerse, además, frío, abriguemos nuestros cuerpos con una chaqueta de punto bajo en trench. En el caso de la camisa blanca, la elegiremos con grecas, en punto algo grueso y de colores. En el caso de la camisa berenjena, si es con los pitillo de color, optaremos por una larga. Si es con la falda, con una de cuello redondo.

Para un día a día con es este caso, un maxibolso es la mejor opción. De piel blanda y colores como los de Mulberry. Y si los paraguas te dan alergia, anímate con un gorro de lluvia. Los de corte borsalino son de lo más especial.

Lo único que queda es conformarse y esperar al buen tiempo. Que la lluvia, después de todo, tampoco es tan mala. Sobre todo si podemos quedarnos en casa, viendo llover a través de la ventana y con una cajita de bombones Godiva. Con lo que llueve, aún queda lejos la operación bikini...

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: llueve mucho, está claro. Pero estamos en primavera, así que en la medida de lo posible, evita las katiuskas.
Se trata de aportar color a días tristes, pero hazlo con mesura. Si lo tuyo no son las mezclas arriesgadas, opta por elegir un sólo elemento atrevido: un bolso de color, las medias, el calzado...
Pasar frío sólo por lucir tu trench. Ponte una parka, irás igual de maravillosa.
Los gorros de lluvia cutres o extralogotipados. Si decides cubrirte, que sea de una manera original, pero no conviertas tu cabeza en una valla publicitaria.
Ponerte pantalones de pata ancha. Más que nada, para no llevarte a casa algunos de esos centímetros cúbicos que caen del cielo.
Aburrirte y rendirte al clima. Tu armario puede dar mucho de sí todavía. No te pongas día tras día ese jersey de cuello vuelto del que no piensas deshacerte hasta que Mr. Picazo nos de la gran noticia de la llegada del sol para quedarse.
Llevar un bolso de nylon. Se mojará lo que llevas dentro, sobre todo si llueve al más puro estilo caribeño. A mares, que se suele decir.

Lo encontrarás en: la camisa blanca es de Zara. La de color berenjena, de H&M.

27 comentarios:

  1. ¡Cómo llueve! Cuando esto pasa, yo opto por la falda y las botas, así no se me mojan los bajos de los pantalones. Me apunto los colores...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues yo ya me resigno a la lluvia...si llueve,que llueva, yo estoy en primavera y punto. Alegria, alegria!!!

    Buen post como siempre. Besotes

    P.D: estoy pensandome seriamente en lo de ir de falda y blusa a la boda q tengo, espero ideas que se salgan del vestido..venga, echame una mano, que sé que puedo contar contigo!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Exacto, ese es mi lema para sobrevivir al tan duro clima de Suecia: al mal tiempo, buena cara!
    Es un mito que los colores alegres, el blanco o los estampados sólo sean para el buen tiempo. Cuando el cielo está gris, nada como ponerse un vestido de flores y una rebeca amarilla para animarse y, de paso, animar a los que nos ven.
    Besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  4. Ay Cocó!! que haríamos sin ti para que nos animes. Incluso con tus consejos eres capaz de animar la vestimenta cuando solo parece que lo gris es lo mas apropiado (es que esto de la lluvia de continuo al final te hace pensar en gris)

    Precioso post y muy alegre. Así da gusto.

    Besos bella
    Bea

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la camisa blanca. En días de lluvia opto por pitillos con botas!

    ResponderEliminar
  6. Cuando llueve, o pitillos o falda con botas... La última vez que llevé un pantalón ancho me llegaba el agua hasta la rodilla casi. El problema son las botas en primavera, que no me veo con ellas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Odio los bajos de los pantalones empapados estos días.... los odio los odio los odio *patalea* Quiero que haga buen tiempo yaaaaa!!!

    Qué bonita la camisa blanca que has puesto, me encanta :)

    Y aunque el veranito lo vemos más bien lejos, con esto del mal tiempo.... me gustaría que nos dieses algunas ideas sobre ropa chuli y cómoda que llevar a un fin de semana de festival musiquero en verano, por ejemplo :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. en bilbao los días de lluvia son tan continuos que tu post nos va como anillo al dedo! además normalmente va unido con el frío así que las botas con pitillo suele ser una opción muy buena para que no se te quedan los pies como cubitos!

    ResponderEliminar
  9. Por aquí llueve poco y el tiempo se porta bastante bien pero llevamos unos días de viento que cualquiera se pone una falda, yo como habrás visto ya me he apuntado a los colores primaverales, claro que comprendo que no en todos sitios es como aquí pero como dicen en Suecia, no existe el mal tiempo sino la ropa inadecuada.

    ResponderEliminar
  10. yo no queria pero....... la mariangeles me dejo anonadada,
    al leer tu replica me has dejado sin palabras, ¡eres la leche¡
    , yo dando palmas cuando lei comentario de la mariangeles y ahora sales tu con esas¡ me quito la chapale ante usted.
    perdon x poca corrección en la escritura, me pilla de descanso.
    PD chapela roja con la camisa azul del post . beso

    ResponderEliminar
  11. Por el norte sigue lloviendo..pero con mi trench voy encantada... no me atrevo con tanto color pero... me encantan las propuestas, coloristas, alegres y desenfadadas.
    un lujazo tu blog... hace tiempo que no te lo digo.
    un besazo guapa!!! y, sí, a cerrar fechas de quedada!!!

    ResponderEliminar
  12. Odio la lluviiiia
    Hace mucho que no pasaba, estoy con poco tiempo :(
    ¡Un beso y suerte!


    Nat.-

    ResponderEliminar
  13. Que grande eres!
    ...el gran mensaje: No por que llueva y llueva hay que dejar de lado la belleza.
    Perfecto... y ante el cielo gris... el vestido de color, el trench ligero y misterioso ("Que lleva debajo????")... el paraguas de color (olvidemos su condición de ayuda para lisiados, es "otro" complemento y otra decoración para nuestro look)
    ...y la sonrisa y los labios rojos.
    Y los hombres: Cualquier cosa menos andar embutidos en un impermeable remetiendo la cabeza entre los hombros,...
    Y para rematar: Ese maravilloso impermeble de plástico a lo capitán Pescanova de colores fluo... rojo, amarillo, azul, verde..... lo adoro.


    (Hoy mismo irán al contenedor de papel mi absurda colección de revistas españolas... siento que como blogs como este ya no me son necesarias: Mi tarea de Domingo)

    ResponderEliminar
  14. Hola coco,

    Sí, llueve demasiado, y espero lo suficiente como para que este verano no tengamos que sufrir cortes de agua.

    Llevo un tiempito leyendote. Nunca (creo) te había comentado nada antes. Me gusta mucho tu blog. Me da ideas para mi vestuario diario.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. roxana: qué pereza la lluvia... lo sé, lo sé, es necesaria, pero da tanta pereza. A ver si al menos el recurso del colorín nos anima!!

    Moon: cuenta conmigo!! esta semana sin falta te echo una mano.

    AB Complementos: síiiii!! por favor, por favor

    Lady De: sí, y es que además a ti s ete da de maravilla. Y te queda de muerte. Si aquí en el sur estoy a punto de tirarme al Guadalquivir con una semana que lleva lloviendo, no me quiero imaginar mi vida en Suecia...

    Bea: gracias, linda! a mí me encanta el gris, pero es que cuando está todo tan triste no me sale, prefiero el colorín y dejar el gris para cuando salga el sol. Será cuestión de contrarrestar efectos...

    Bimba y Laura / Miu / olhate: sí, es la mejor opción. Lo que pasa que al estar ya en primavera y tener tan quemado ese recurso (como dice Miu), no sé cómo hacer para tener maneras nuevas de vestir! De ahí el experimento con los botines y pitillos...

    M.: eso, eso, essoooooo!! [tb pataleo] Me apunto la sugerencia de verano conciertero. Gracias!

    Deluxe: es tan cierto!! y sí, el colorín que no falte. O eso, o Prozac...

    arruti: hay que ver lo que le gusta meter cizaña... No se olvide que aquí no estamos para tirarnos los trastos a la cabeza. Le recomiendo para ello una sesión de viernes/sábado noche en antena 3 y telecinco. Este estilo lo bordan.

    maba: gracias guapa!! qué mona con tu trench en la comida de Vigo, en Navidad. Estabas preciosa!

    Nat: bienvenida de nuevo! cuánto tiempo! pues sí... y ahora por allá os empieza el invierno... no? besos

    Mr Chic: sí! me encantan esos impermeables plásticos, más en otoño, con sus katiuskas de goma y sus jerseys de grecas algo amplios. Qué visión tan bonita...

    Lina: ésa es la cara positiva de la lluvia, la que la hace soportable, la del sentido común. Pero desde la frivolidad es tan aburrida... Gracias por pasar por aquí, por leer y comentar!!


    Muchas gracias por vuestros comentarios, vuestras ideas, vuestras sugerencias. Sois absolutamente fantásticos/as.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Aquí llueve bastante y nunca se que ponerme!ademas se me quitan las ganas hasta de pensar en el modelito!!!!jajajaj
    besos

    ResponderEliminar
  17. Que preciosidad el vestido de tsumori chisato! Tiene que ser mio!
    (perdón yo a lo mio, pero es que me ha dejado maravillada!)
    Tendré que hacer una escapadita para Sevilla ( una excusa como otra cualquiera, que hace mucho que no bajo!)

    ResponderEliminar
  18. En estos días de lluvia no sabe una qué ponerse, pero nada mejor que visitarte para aclarar ideas wapa!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  19. Es q cuando sale un día lloviendo, y otro y otro, uff al final te desesperas, pero creo q este caso habrá q sacrificar los modelitos en pos de los embalses, q hace mucha faltita q llueva!!.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Claro que sí, porque llueva no tenemos porque ir hechas unos zarrios, no?.
    El trench que me compré hace unos meses ha demostrado ser una grandísima inversión. Porque ¡anda que no va bién!.
    Llevo unos días que lo uso muchísimo. Como alguien decía, llevo también falda para que no se mojen los bajos del pantalón y botas (que no katiuskas, eh?). Es que cuando llueve se tiene que ir cómodo!
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  21. Yo también he cambiado el chip: fuera botas!! Si llueve mucho, los botines son divinos, y ya toca colores alegres que aunque no lo parezca llevamos un mes de primavera!!!

    Muy buenos tus consejos, como siempre, besossssssss

    ResponderEliminar
  22. totalmente de acuerdo contigo, yo en casos de lluvia me aturrullo y no se qué ponerme, será la falta de costumbre!!!

    ResponderEliminar
  23. Ufff, pues me viene bien este consejo... a ver si lo pongo en práctica. Llevo unas semanitas con un tono entre gris y verde de lo más aburrido. Lo reconozco, el mal tiempo me puede.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Miss M: buf, cómo te entiendo. que me encanta el norte, y lo echo de menos... pero se está tan a gusto con el sol...

    Lilo: es que el vestido es una maravilla, y de cerca, más todavía. El precio... bueno, el precio... Pero te aseguro que vale aunque sea sólo por verlo. Y si no, La Pitusa es la excusa perfecta. Una tienda maravillosa.

    Ssopita: muchas gracias!!

    Sandra: en fin, algo bueno tenía que tener la lluvia... !!

    Blaudemar: está claro, porque la lluvia de por sí es tan incómoda...

    Pru: gracias, linda!

    nine: yo vengo del norte, me he pasado la mayor parte de mi existencia rodeada de lluvia y aún no he conseguido acostumbrarme a ella. grrr! qué pereza me daaa

    nimenos: a mí el gris me encanta, y sin embargo, con la lluvia me cuesta ponérmelo. Debe de ser un pequeño trauma...

    besos a todas y gracias infinitas por vuestras palabras. Son siempre muy enriquecedoras.

    ResponderEliminar
  25. pues yo vivo en el norte y sigue haciendo frio y en dias de lluvia, me pongo mis katiuskas mil rayas de colores, compradas en sfera baratisimas.... y no hay charco que se me resista¡¡¡ eso si, cuando me las pongo, los impermeables de colores fuertes se quedan en casa, siempre con algo neutro por arriba...

    ResponderEliminar
  26. Holita!!!. Hace algun tiempo me di cuenta de que tenia el mismo nick que tu, me he puesto manos a la obra y porfin he encontrado la manera de cambiarlo, ahora soy coquito, jejeje, Muchos besitos

    ResponderEliminar