lunes, 3 de marzo de 2008

Sentido y sensibilidad

Por desgracia, en la vida son muchas las ocasiones en las que la felicidad no es la protagonista. Son situaciones complicadas que forman parte de nuestra existencia y por las que irremediablemente es necesario pasar. Sirva de ejemplo un entierro o un funeral. Una situación cuanto menos delicada en la que tendremos que demostrar nuestro saber estar más que nunca. No es momento para destacar, ni para sorprender. La sobriedad será nuestra mejor aliada para mostrar el respeto que merece la ocasión. Así que hoy hablaremos (aunque suene muy frívolo) de cómo vestir de manera adecuada para un entierro, funeral o incluso, en momentos de Semana Santa en los que la sobriedad también obliga.

Sobra decir, que la mayoría de las veces no saldremos apresuradamente de compras para solucionar un problema de estilo de este tipo. Es necesario utilizar con eficacia nuestros recursos de armario. Siempre con dos ideas muy presentes: la sobriedad y el respeto. Dicho esto, el color negro será nuestro mejor aliado.

Mi propuesta pasa por un conjunto twin set renovado, en lana de cashmere, coordinado con una falda estilo lady. Media opaca también negra y zapato de ante de color negro con plataforma delantera. Un bolso maletín como el siempre clásico Amazona de Loewe completará nuestra elección. Sobre el conjunto, podremos cubrirnos con un trench, para mantener esa sobriedad elegante.

Otras opciones posibles pasan por un pantalón negro con jersey de punto fino y cuello vuelto que podremos complementar con un collar como los de Porque me lo merezco. O incluso, una camisa blanca. También un vestido negro, siempre y cuando no sea demasiado corto ni escotado. Si aún con todo nos resistimos a lucir en oscuro, podremos permitirnos licencias discretas a través de un broche o unos zapatos originales. Siemprecon el objetivo de no romper el clima delicado que suele rodear a este tipo de eventos.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: recargarte de complementos. No es momento para pulseras con tintineos. Ni pañuelos de colores brillantes.
Lucir medias flúor. Vale que tengas un gran sentido del humor y que el color sea la clave de tu existencia, pero en un momento como éste es mejor respetar el entorno. Salvo que el entierro sea de lo más festivo, claro.
Llevar minifalda. Creo que sobran los lugares en los que poder seducir tranquilamente a los reunidos como para elegir un funeral.
Los escotes. Por lo mismo que por lo anterior. El centro de atención está bastante claro en dónde se encuentra.
Acudir de tirantes. Por mucho calor que haga. Las iglesias son fresquitas, así que tendremos que cubrir nuestros hombros.
Llevar sombreros. En las iglesias hay que descubrirse. Está claro que en las bodas se ha adoptado la costumbre de llevar sombrero. Pero en los entierros es mejor evitarlos.
Ponerse las gafas de sol. Solamente es, en cierto modo, disculpable en el caso de los familiares o personas más afectadas.

Lo encontrarás en: el conjunto es de Max Mara. La falda, de Pepa Karnero.

22 comentarios:

  1. La verdad es que el tema de esta entrada no se me hubiera ocurrido... pero muy socorrido, sí señora.
    ¿Y vaqueros negros y camisa del mismo color sería demasiado informal?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. uff... yo evitaría los vaqueros siempre que fuera posible.
    besos y gracias por entrar, aunque os tenga un pelín descuidadas!

    ResponderEliminar
  3. yo siempre voy con pantalón masculino negro, camisa blanca o blusa y jersey negro tipo chaqueta, tacones, bolso como tu dices amazonas y listo!!
    desgraciadamente he ido a varios y de gente muy jóven!! ces`t la vie!!!
    muy buenos consejor coco, y lo de las minifaldas!! totalmente de acuerdo!! pero hay gente que no apernde!!
    besos

    ahh y el collar de porque me lo merezco, siempre!!jeje

    ResponderEliminar
  4. -Les acompaño en el sentimiento-
    ¡¡¡Que escalofriante el tema de hoy¡¡¡

    casto beso

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo en todos los detalles! me parece muy importante también intentar no hacer excesivo ruido al entrar con los tacones aunque suele ser un poco dificil dependiendo del suelo y por supuesto de los tacones!

    ResponderEliminar
  6. Muy de acuerdo con tu post, como siempre. Aunque sea algo tétrico, es parte de la vida, no? :)

    ResponderEliminar
  7. Ufff, si, la verdad es que aqui tiene que primar la sobriedad, aqunque solo sea por respeto, y si, el look que has planteado, de lo más acertado. Besos guapa, Lu

    ResponderEliminar
  8. Siempre perfecta.. pero es cierto que el tema da un poco de yu-yu..espero no tener que usar tus consejos, por lo menos en mucho tiempo!!

    ResponderEliminar
  9. querida coco, impecable como siempre.
    solo una objeción, las señoras pueden permanecer cubiertas en los templos, siempre que el sombrero forme parte de la indumentaria elegida, sea boda, funeral o cualquier otra ceremonia, siempre que sea de día por supuesto.

    ResponderEliminar
  10. Tema frívolo (cuando voy al entierro de un ser querido, me sobra el loewe, la plataforma e incluso el comecocos diario del "que me pongo", sólo es necesario el sentido común). Y la sobriedad en el vestir no hay que confundirla con el color negro; grises, marrones, azules en sus gamas más frías y menos brillantes(me refiero al color no al acabado de la tela) me parecen más apropiados. No cometamos el error del "falso luto"(que además de desfasado, resulta al menos "incómodo" cuando ves a personas que "ni pincharon ni cortaron"en la vida de ese ser querido que se despide, completamente enlutadas). Reconozco que son muy visuales esos funerales con Naomi Campbell y Donatella ataviadas cual "viuditas negras", pero intentemos no extrapolar situaciones nada parejas. No cometamos el error de convertir un funeral en un evento social, en caso de que para alguna persona sea sólo eso, aconsejaria no asistir.

    ResponderEliminar
  11. anonimo, no tiene que ser un evento social. El post esta muy bien escrito y trata el tema sin frivolidad y con respeto.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, contigo me quito el sombrero, pq incluso en un tema tan serio como este sigues acertando.

    Totalmente de acuerdo contigo sobretodo en el tema de minifaldas y coloridos, aunque cada vez más, estoy viendo que mucha gente opta por el blanco.

    En cuanto a los complementos, no te voy a llevar la contraria, jajajajja, aunque no deja de asombrarme que lo que hago guste tanto.

    Como siempre impecable Cocó.

    Muchos besos, Bea.

    ResponderEliminar
  13. No niego la seriedad en la redacción del artículo Mer, simplemente no comparto el enfoque, Lucia.

    ResponderEliminar
  14. Si el tema es delicado pero ojala alguna conocida mia siguiera tu consejo, porque si algo tengo claro es que una mini de color fluor no es adecuada para un funeral...aunque fuera verano!!!

    ResponderEliminar
  15. Creo que es el mejor post que has puesto. Odio la gente que va de negro todo el tiempo y cuando llega un funeral se ponen de mil rayas porque "eso de ir de negro es una cosas de gente de pueblo"

    ResponderEliminar
  16. Muy buena elección!!! Siempre tan acertada!!!

    ResponderEliminar
  17. Bueno, creo q depende de la cercanía de la persona a la q despides... cuando te toca muy muy muy de cerca, no piensas en la ropa, simplemente te vistes de negro, porq tu estado de ánimo así te lo pide.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Estoy de acuerdo con sandra. No sueles pararte a pensar en esas cosas. Pero para los allegados, creo que el post es muy correcto.

    Efectivamente, en determinadas situaciones, eso de "antes muera que sencilla" puede suponer , no un dechado de personalidad y estilo, sino una falta de respeto y de educación.

    Por otro lado, también estoy de acuerdo con anónimo. Si la persona no te toca muy de cerca, es ridículo ir enlutada hasta los tobillos. Ir sobria ,con colores oscuros (no necesariamente negro o no toda de negro), como los consejos que, en definitiva, propone cocó, creo que es lo correcto.

    Un saludo!


    Sentaita

    ResponderEliminar
  19. Yo creo que en todos los que he ido ya he vestido más o menos así. Negro u otros colores sobrios. No me complico mucho la vida, la verdad.
    A veces, en el funeral, más que la indumentaria, he encontrado de mal gusto algunas actitudes. Especialmente en los pueblos: desde las risillas nerviosas de alguien en medio de la misa, hasta la gente que va sólo a cotillear delante de las narices de los mismísimos familiares. Eso sí que es de mal gusto ("claro, es que con la mala vida que llevaba...". Eso lo he oído).

    ResponderEliminar
  20. Pues sí, es un tema espinoso pero inevitable al fin. Por eso advertía del posible pecado de frivolidad ante determinados ojos. Por supuesto que el post se refiere a aquellos momentos en los que el funeral en cuestión no nos toca especialmente de cerca. Creo que aunque frívola, todavía poseo algo de corazón. Sé que en las ocasiones en las que la persona desaparecida es especialmente cercana, no es momento para nada. Como dice Sandra, el propio ánimo se encarga de movernos. No quiero que se malinterprete, por favor. Ante todo, escribo siempre desde el respeto.

    En cuanto a los colores, desgranemos el asunto por votación popular. He elegido el negro por respeto y porque estamos en invierno, básicamente. Cualquier color oscuro es válido, obviamente. Es más, el blanco es admisible, como dice Pq (de hecho, en determinadas culturas es un color fúnebre). Lo básico, más que el color, es pasar desapercibido, no destacar. A eso me refería. No convertir en un circo y una fiesta (ahí entran las actitudes, como dice Blaudemar) una situación tan delicada. No se trata de crear "viuditas de negro". Es una manera no verbal de manifestar nuestro respeto. Por otro lado, no pondría en duda que una persona que acude a un funeral con un velo cubriéndose la cara sienta tanto o más dolor que aquel que va de otros colores sobrios. El estilo se manifiesta en cualquier momento, es una forma de vida. Una manera de expresarse. La libertad absoluta de mostrar hacia fuera lo que uno lleva dentro. Y se rebela en cualquier situación, por muy peliaguda y dolorosa que sea.

    Muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios. Sabéis que son sumamente enriquecedores.

    P.D. se me olvidaba el sombrero. Bag, yo también estoy de acuerdo con eso de cubrirse en la Iglesia. Pero cubrirse. No ponerse esos inmensos sombreros que tapan la mirada. Más besos

    ResponderEliminar
  21. Blanco o crema, tanto para la blusa como para la falda me parece elegante y muy respetuoso en estos casos.

    ResponderEliminar